Día Mundial del Donante de Sangre Voluntario


Todos los 14 de junio, la Organización Mundial de la Salud (OMS) promueve la celebración del Día Mundial del Donante de Sangre Voluntario.

En nuestro país, el Día Nacional del Donante de Sangre Voluntario se celebra, desde 2004, todos los 9 de noviembre en conmemoración de la fecha en que el Dr. Luis Agote realizó la primera transfusión de sangre tratada con citrato de sodio para evitar la coagulación, adelanto que permitió la expansión de las transfusiones en todo el mundo y ha salvado millones de vidas desde entonces.

En ambos casos, se resalta la importancia dela donación voluntaria y de que se efectúen donacioes periódicas para contar con una reserva suficiente cuando se presente la necesidad.

La donación voluntaria y periódicade sangre por parte de personas sanas es imprescindible para asegurar la disponibilidad de sangre segura en el momento y el lugar en que se precise.

Cuando se solicitan donaciones de reposición, a familiares y conocidos de pacientes, muchas veces ante la presión se recurre a donantes pagos y en estos casos la calidad puede verse comprometida.

La sangre puede salvar vidas y mejorar la salud de personas con distintas enfermedades o víctimas de traumatismos y catástrofes. Si la sangre es separada en sus componentes (glóbulos rojos, plaquetas, plasma), éstos pueden ser utilizados individualmente para cubrir necesidades específicas, multiplicando el beneficio.La sangre y sus componentes no pueden fabricarse en un laboratorio, como otros medicamentos y sólo pueden conservarse por un tiempo limitado, después del cual dejan de ser utilizables.

 

La obtención, procesamiento, almacenamiento y distribución de la sangre donada se hace en distintos servicios de hemoterapia, laboratorios y bancos de sangre de todo el país, que están bajo la jurisdicción de la Dirección de Sangre y Hemoderivados del Ministerio de Salud de la Nación. Esta Dirección tiene la responsabilidad de orientar, supervisar y coordinar a todos los involucrados para asegurar que todos los habitantes del país puedan tener acceso oportuno a sangre segura.

En nuestro país se hacen más de 5000 transfusiones diarias que provienen de donantes voluntarios regulares sólo en un 40% de los casos. La OMS promueve la meta de un 100 % de donaciones voluntarias periódicas, que ya han alcanzado más de 50 países, casi todos ellos de altos ingresos. En Argentina el porcentaje de donaciones voluntarias viene creciendo en la última década y media desde apenas el 3% que existía antes de la implementación del Sistema Nacional de Sangre en 2002.

¡Donar sangre es fácil y seguro para el donante!

Cualquier persona sana entre 18 y 65 años, que pese más de 50 kg puede donar. El personal especializado del centro de donación asesora y supervisa para garantizar que la sangre donada pueda ser utilizada y que la donación sea segura para el donante. Las donaciones periódicas se pueden hacer con un intervalo mínimo de 60 días.

La donación voluntaria de sangre es un acto generoso y comprometido con el prójimo que nos beneficia a todos.