martes, 15 enero, 2019

HANTAVIRUS


Los virus hanta infectan a la mayoría de los roedores; en nuestro país principalmente a ratones conocidos como colilargos. Los seres humanos tienen riesgo de contraer enfermedades por virus hanta en todas aquellas zonas donde hay roedores.

Las enfermedades por virus hanta son graves y pueden ocasionar la muerte. Es importante detectarlas y tratarlas lo antes posible para evitar complicaciones.

¿Qué es?

Es una enfermedad viral aguda grave causada por el virus hanta que ataca los pulmones del ser humano.

La transmiten los ratones silvestres conocidos como ratones colilargos a través de la saliva, heces y orina.

Síntomas

  • Fiebre
  • Dolores musculares
  • Escalofríos
  • Cefaleas (dolores de cabeza)
  • Náuseas
  • Vómitos
  • Dolor abdominal
  • Diarrea

IMPORTANTE: Puede aparecer dificultad respiratoria después de algunos días de padecer la enfermedad.

Las personas que presenten síntomas de la enfermedad deben concurrir rápidamente a un establecimiento de salud para la consulta y evitar el contacto estrecho con otras personas.

¿Cómo se contagia?

INHALACIÓN: Al respirar en lugares abiertos o cerrados donde las heces u orina de los roedores desprendieron el virus.

POR CONTACTO: Al tocar roedores vivos o muertos infectados, sus heces u orina.

DE PERSONA A PERSONA: Por vía aérea a través del contacto estrecho con una persona infectada.

MORDEDURAS: de roedores.

Situaciones de riesgo

  • Contacto con roedores silvestres.
  • Vivir o estar en zonas rurales.
  • Recoger, oler o comer frutos silvestres.
  • Ingresar o limpiar recintos que han permanecido cerrados.
  • Desmalezar, talar árboles o mover leña.

¿Cómo prevenir el virus hanta?

  • Evitar la convivencia con roedores y el contacto con sus secreciones.
  • Tapar orificios en puertas, paredes y cañerías.
  • Limpiar con paños húmedos para no levantar polvo.
  • Las huertas y reservas de leña deben ubicarse lejos del domicilio (30 metros).
  • Desmalezar y cortar el pasto alrededor de la vivienda (30 metros).
  • Ventilar al menos 30 minutos antes de entrar a lugares que hayan estado cerrados (viviendas, galpones).
  • Cubrirse la boca y la nariz con un pañuelo húmedo o mascarilla respiratoria antes de ingresar.
  • Limpiar ventiladores y aparatos de aire acondicionado con mascarilla y guantes.
  • Acampar lejos de maleza y basurales.
  • Consumir agua potable y no dormir directamente sobre el suelo.

Eliminar el ratón muerto

  1. Usar mascarilla y guantes.
  2. Rociar lavandina al ratón muerto.
  3. Introducirlo en una bolsa y cerrarla.
  4. Enterrar la bolsa a 50 cm de profundidad.

Para más información ingresá en: https://www.argentina.gob.ar/salud

Fuente: Ministerio de Salud y Desarrollo Social

Ospe Mobile