¿Gripe o resfrío? Síntomas y tratamientos


 

La gripe es una enfermedad que afecta a nariz, garganta y pulmones y, usualmente se presenta en los meses de otoño e invierno. Existen múltiples subtipos o cepas del virus que varían año a año, es por ello que puede contraerse más de una vez a lo largo de la vida.

Si bien se confunde a veces con el resfrío, este es una infección de las vías respiratorias y la gripe es una enfermedad respiratoria aguda causada por el virus “influenza” de quienes están infectados y su período de incubación dura un promedio de 5 a 7 días.

Según sus síntomas pueden distinguirse si el paciente sufre de un resfrío o tiene gripe. El resfrío ocasiona congestión y goteo nasal, estornudos y dura de 3 a 10 días. La gripe en cambio, produce debilidad y cansancio, fiebre alta, escalofríos, dolor de cabeza y garganta, a veces tos seca y dolores musculares. Su duración es de 7 a 14 días.

En el caso de contraer gripe, además de la medicación que puede indicar el médico, se sugiere:

  • Reposo en cama
  • Mantenerse hidratado
  • Tomar baños tibios
  • Realizar inhalaciones de vapor de agua

Si se está resfriado sólo se debe aumentar la hidratación para facilitar la secreción nasal y ante cualquier duda consultar al médico de cabecera. Los fármacos y descongestivos mejoran los síntomas y no aceleran la curación.

¿Cómo se contagia?

Las personas con gripe expulsan el virus al toser o estornudar, incluso las gotitas microscópicas de saliva que se expulsan al hablar pueden contenerlo. Los virus depositados sobre las superficies como mesas, picaportes y cualquier objeto se adhieren a las manos cuando alguien tiene contacto con ellos y al tocarse los ojos, la nariz o la boca pueden contagiarse.

En general, la enfermedad tarda 2 días en manifestarse desde el momento del contacto y resulta contagiosa desde un día antes que aparezcan los síntomas hasta 5 a 7 días después.

¿Cómo se puede prevenir?

Las dos formas principales para prevenir la gripe son las medidas de higiene y la vacunación. Con respecto a la primera, es fundamental lavarse las manos con frecuencia, utilizando jabón y agua por lo menos 20 segundos y repetir cuantas veces sea necesario: antes de comer o manipular alimentos, antes de tocarse los ojos, la boca o la nariz, al llegar a casa desde la calle, antes y después de atender a una persona enferma o niño, luego de sonarse la nariz, etc.

El alcohol en gel puede reemplazar ocasionalmente al agua y jabón, pero para que pueda eliminar una buena parte de los gérmenes debe tener al menos 60% de alcohol. Se puede usar si no hay suciedad visible y debe frotarse en toda la superficie de las manos hasta que queden secas.

Al toser o estornudar, se debe alejar de otras personas y es recomendable cubrir la boca y nariz con un pañuelo de papel, luego descartarlo inmediatamente. Si no se dispone de un pañuelo, puede usarla la cara interna del codo o la parte superior de la manga para cubrirse.

Las personas enfermas de gripe deben quedarse en casa y evitar contactos con otras personas hasta que hayan transcurrido 24 horas sin fiebre (sin haber tomado medicamentos antifebriles).

Vacunación antigripal

El virus de la gripe comienza a circular durante el invierno, por eso la vacunación debe hacerse en los meses del otoño. La vacuna antigripal inyectable se hace con virus inactivos, es muy eficaz y segura. Cada año se desarrollan vacunas con las cepas de virus predominantes del año anterior. La inmunidad que provee la vacuna dura todo el año.

¿Quiénes deben vacunarse?

  • Niños entre los 6 meses y 2 años de edad
  • Embarazadas, para que el recién nacido hasta los 6 meses de vida pueda tener los anticuerpos de la madre
  • Las personas en contacto con niños menores de 6 meses, para evitar transmitirles la enfermedad
  • Mayores de 65 años
  • Personas que tengan una enfermedad crónica: diabéticos, con enfermedades neurológicas, respiratorias o cardiovasculares, asmáticos, los que tienen enfermedades neurológicas o quienes reciben tratamientos que disminuyen la inmunidad y los que están en contacto con ellos
  • Personal de salud y los que trabajan en el cuidado de ancianos, niños o enfermos

Consultá en el vacunatorio o en el centro de salud cuáles son las vacunas indicadas para tu familia. El 0800-222-1002 es el número del Ministerio de Salud que recibe tus consultas, la opción 5 brindan asesoramiento sobre el Calendario Nacional de vacunación.

Fuente: Ministerio de Salud