lunes, 19 octubre, 2020

Cáncer de mama: La importancia de los controles médicos periódicos


La detección temprana del cáncer de mama puede cambiar el pronóstico de la enfermedad. El diagnóstico precoz es vital ya que de él dependen en parte las posibilidades de curación.

El cáncer de mama es el tumor más frecuente y la primera causa de muerte por cáncer en la mujer. Gracias a los avances médicos, junto con una mayor concientización y participación de la población femenina en campañas de prevención, se ha conseguido aumentar la cantidad de mujeres que se curan o logran un buen control de la enfermedad

El cáncer de mama puede diseminarse fuera de la mama a través de los vasos sanguíneos y los vasos linfáticos. Cuando el cáncer de mama se disemina a otras partes del cuerpo, se dice que ha hecho metástasis.

La causa o causas que lo producen todavía no están aclaradas; sin embargo, se han identificado numerosos factores de riesgo, varios de ellos modificables, asociados al cáncer de mama. Es importante tener en cuenta, no obstante, que la mayoría de los casos de cáncer de mama se presentan en mujeres sin factores de riesgo conocidos.

Algunos factores de riesgo para padecer cáncer de mama son:

  1. Edad: aunque puede afectar a cualquier mujer, el riesgo de padecerlo aumenta con la edad y su mayor incidencia se concentra entre los 45 y los 65 años.
  2. Antecedentes personales y familiares: las mujeres que ya han tenido cáncer de mama y las que tienen familiares directos (madre, hermana o hija) que lo presentaron poseen un riesgo ligeramente superior de padecer la enfermedad que las que no poseen dichos antecedentes. El riesgo es mucho mayor cuando hay antecedentes de cáncer de mama en dos familiares directos, sobre todo si lo han padecido en edades jóvenes, ya que, aunque poco frecuente, se podría tratar de un cáncer con predisposición genética.
  3. Factores hormonales:
  • Primera menstruación antes de los 12 años o menopausia después de los 55.
  • Tratamiento hormonal sustitutivo: aunque se ha observado un ligero aumento del riesgo, cuando se realiza bajo supervisión del especialista es una terapia segura y beneficiosa.
  1. Algunas enfermedades hiperplásicas benignas de la mama, que se diagnostican con biopsia.
  2. El estilo de vida: la obesidad (especialmente luego de la menopausia) y el consumo elevado de alcohol, así como el sedentarismo, parecen aumentar la probabilidad de padecer este cáncer. Es posible que también el consumo de tabaco aumente el riesgo.

Diagnóstico

El examen médico ginecológico de rutina incluye la exploración clínica de la mama. Se aconseja complementar la exploración médica clínica con una mamografía de control entre los 35 y los 40 años; y luego de los 40 repetirla anualmente.

La mamografía es la prueba más eficaz para detectar precozmente el cáncer de mama, ya que es capaz de evidenciar las lesiones mucho tiempo antes de que puedan ser percibidas por la propia mujer o por su médico. Cabe destacar que pueden transcurrir varios años desde el comienzo de las modificaciones en las primeras células hasta que el tumor se haga palpable.

Las pruebas de imagen orientarán sobre el diagnóstico, pero el diagnóstico de certeza de cáncer de mama requiere siempre una confirmación con biopsia.

Este estudio consiste en la extracción de una muestra del tejido de la zona sospechosa, generalmente mediante punción con agujas especiales, para hacer observación microscópica y otras pruebas que determinen las características benignas o malignas, el tipo de células tumorales, su grado de agresividad y otros parámetros de interés a la hora de tomar decisiones sobre el tratamiento.

¿Cuáles son los tratamientos?

Los tratamientos para el cáncer de mama pueden incluir terapia hormonal, quimioterapia y radioterapia, así como la cirugía para extirpar el tejido canceroso. La elección del tratamiento depende de muchos factores individuales, como el tipo de cáncer, su sensibilidad a las hormonas, el grado de avance del cáncer y si produce o no cierto tipo de proteínas, etc.

Los nuevos tratamientos han permitido más curaciones y también logran que las personas con cáncer de mama vivan por más tiempo.

 

 

Ospe Mobile