Semana Mundial de la Lactancia Materna


La semana mundial de la lactancia materna fue instaurada por la Organización Mundial de la Salud y UNICEF en 1992. Actualmente es el movimiento social más extendido en defensa de la lactancia materna y se celebra del 1 al 7 de agosto, siendo esta fecha el aniversario de la Declaración de Innocenti firmada por la OMS y el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia en 1990 sobre la protección, el fomento y el apoyo de la lactancia materna.

WABA (World Alliance for Breastfeeding Action) es una red internacional de personas y organismos que trabaja en conjunto con OMS y UNICEF y se encarga de la organización de la Semana Mundial de la Lactancia Materna (SMLM). Para ello elige un lema y propone una serie de temas a tratar relacionados con la lactancia materna y los derechos de las mujeres y sus hijos.

Este año 2018, los objetivos de la SMLM son:

  • Unir esfuerzos de todos los sectores para facilitar que las mujeres puedan trabajar y amamantar en todo lugar.
  • Desarrollar acciones por parte de empleadores que sean amigables con las familias, bebés y madres y que apoyen activamente a las madres trabajadoras para que continúen amamantando.
  • Informar sobre los avances de tutela y protección de los Derechos de Maternidad en todo el mundo, y crear conciencia sobre la necesidad de fortalecer legislaciones nacionales.

La lactancia natural es el mejor modo de proporcionar al recién nacido los nutrientes que necesita. La OMS la recomiendo durante los primeros 6 meses de vida, luego se debe seguir con la lactancia materna hasta los 2 años complementando con otros alimentos adecuados.

El tema central es la iniciación temprana de la lactancia materna. La promoción de la misma es una estrategia clave para la supervivencia del niño y la reducción de la mortalidad infantil. Según un estudio es posible evitar el 16% de las muertes neonatales mediante la lactancia materna desde el primer día de vida de los lactantes. Esta cifra podría aumentar al 22% si la lactancia materna comenzara durante la primera hora después del nacimiento.

UNICEF calcula que la lactancia materna hasta los 6 meses de vida puede evitar anualmente la muerte de 1,3 millones de niños y niñas menores de cinco años.

Más sobre lactancia materna

La leche materna es el mejor alimento y el más completo que puede recibir el recién nacido porque le brinda todos los elementos necesarios para crecer sano. La leche de la madre contiene además el líquido que el bebé necesita para un crecimiento y desarrollo saludables, y está adaptada a sus necesidades, por lo que la digiere más fácilmente que cualquier otra leche.

Además es más segura e higiénica porque el niño la toma directamente de su mamá. A través de su leche, la mamá le transmite al bebé factores de protección (anticuerpos) que lo protegen contra las infecciones más comunes que afectan a los más pequeños (diarreas, neumonías, otitis, bronquiolitis y otros cuadros graves de los bebés), hasta que sean capaces de formar sus propias defensas.

Enfermedades como asma, eczema, alergias, diabetes, enfermedad celíaca, enfermedad inflamatoria intestinal crónica, síndrome de muerte súbitay otras pueden ser prevenidas por la alimentación con leche materna. Así mismo contribuye a un mejor desarrollo emocional y fortalece el vínculo madre-hijo.

Preguntas frecuentes

¿Qué puedo hacer antes que nazca mi hijo?

  • Hablar con el personal sanitario acerca de cómo querés alimentar a tu hijo.
  • Ellos deben explicarte cuáles son los beneficios de la lactancia materna para vos y tu hijo.
  • Apoyarte en el proceso para que lo vuelvas a intentar si no amamantaste a tu otro hijo.

¿Qué hago cuando ya ha nacido?

  • El personal sanitario deberá ayudarte a ponerte en contacto piel a piel con tu hijo inmediatamente después que haya nacido.
  • Deberán ayudarte a reconocer los signos de que tu hijo está preparado para mamar.
  • Te mostrarán cómo darle el pecho.

¿Cómo hacer cuando vuelva a casa?

  • El personal sanitario y quien te acompañe deberán darte confianza y apoyo para que continúes amamantando.
  • Confirmarte que lo único que necesita tu bebé para crecer saludable es la leche materna en los primeros 6 meses de vida.
  • Ayudarte a resolver problemas y dudas para que amamantar sea una experiencia positiva.

La embarazada debe conocer sus derechos y quienes están en su entorno más cercano deberán acompañar y apoyar de forma activa el período de lactancia materna.

 

Fuente: OMS, UNICEF, Argentina